La conversación sobre tecnología educativa

¿BIG qué? ¿Cómo usar Big Data en educación?

¿BIG qué? ¿Cómo usar Big Data en educación?

Big Data se traduce en enseñanza personalizada y enfocada en la mejora constante de los métodos de aprendizaje, utilizando una de las tendencias tecnológicas más importantes para el análisis y procesos de información.

Seguramente has escuchado el término de Big Data, ¿pero qué es? ¿Para qué sirve? ¿Cuáles son los beneficios de uso dentro del campo educativo?

Cuando hablamos de datos y de información es sencillo comprender el término si pensamos que se refiere a todo lo que creamos a través de una computadora o de un dispositivo móvil e inteligente, por ejemplo, cuando escribimos un correo electrónico, documento, hoja de cálculo o una publicación en redes sociales.

Las bases de datos son conjuntos de información donde manejas diferentes categorías de algún tema que te interese analizar, por ejemplo, la búsqueda de un concepto en internet donde puntualizas en el género, autor o publicación.

De acuerdo con Aida Berenice Saldaña (economista especializada en Análisis de Datos), se puede interpretar como Big Data la gestión, análisis y procesamiento de grandes cantidades de datos e información específica y muy detallada, los cuales se pueden procesar en diversos formatos a una velocidad casi inmediata; actualmente, se conoce como las siete Vs: Volumen, Variedad, Velocidad, Veracidad, Valor, Visualización y Variabilidad.

Esquema: Las 7 V de Bigdata.

La analítica de Big Data consiste en recolectar, almacenar, limpiar, organizar y preparar grandes cantidades de datos para analizar tendencias o relaciones entre ellos. Por lo cual es una tarea compleja tratar de administrarlos a través de un sistema de bases de datos tradicionales, que por cierto, cada vez son más lentas.  De ahí la necesidad de utilizar diferentes tecnologías y técnicas para procesar lotes de información de Big Data, con el fin de estructurarlos de manera que tengan sentido y permitan tomar decisiones eficientemente, independientemente de la razón social institucional.

Big Data en la Educación

La implementación de Big Data en la educación, tiene muchas ventajas, entre ellas se hace tangible un diseño educativo a la medida de los alumnos. Toda la información que se recopila del análisis de cursos que toman los alumnos, el tiempo que le dedican, la música que escuchan, etc. se procesan en un sistema inteligente que permite diseñar clases a la medida, con una atención más personalizada.

A través del análisis de Big Data es posible innovar el diseño curricular en tiempo real, ya que con los paquetes especializados en análisis de grandes datos, se generan soluciones inmediatas, pudiendo identificar la necesidad de crear nuevas carreras universitarias, posgrados y/o cursos de formación y capacitación continua.

Además, se evalúa al docente sobre diferentes rubros, entre ellos la metodología de enseñanza, así como los estilos de aprendizaje de los alumnos. Es decir, sabemos qué funciona y que no, y podemos hacer mejoras de acuerdo a lo que demandan los estudiantes. De manera que entramos en un círculo virtuoso en la generación de contenidos digitales de acuerdo a las experiencias de aprendizaje de cada uno de ellos.

Un sistema inteligente como Big Data no podrá sustituir a la inteligencia racional y humana. Es aquí donde el talento y la creatividad dependen de las figuras educativas para las estrategias y mejora continua de los procesos de enseñanza-aprendizaje. Big Data es la herramienta y el docente la esencia en la construcción del conocimiento.