La conversación sobre tecnología educativa

E-learning para avanzar en el trabajo

E-learning para avanzar en el trabajo
La capacitación en línea mantiene más motivados a los empleados.

Es domingo, y Eduardo Iturbe, un empleado del ISSSTE, se está capacitando para desarrollar mejor su trabajo. Lo hace con gusto, dice, porque sabe que eso también le traerá ventajas en su empleo más adelante. Y se capacita desde su casa, gracias a que toma el curso de Administración de la Salud en el aula virtual de la paraestatal.

“Frecuentemente nos llegan las convocatorias para cursos, son convenios entre la institución y Conacyt que a nosotros nos ayudan y lo podemos hacer en línea, no tenemos que descuidar nuestro trabajo”, dice. El aula virtual incluye desde cursos hasta maestrías. Las clases, la dirección de tesis, el examen profesional y los trámites se hacen en línea. Esta educación ayuda a los empleados a postular a mejores puestos, o bien, aspirar a otros trabajos fuera de la institución.

La capacitación ayuda a las empresas no solo porque sus trabajadores dan mejores resultados, sino también porque estos se sienten más motivados para invertir tiempo y esfuerzo y tener más iniciativas en sus tareas, explica Denis Daniliur, gerente ejecutivo de la empresa de reclutamiento de talento Michael Page.

“La expectativa de ser parte de un proyecto ayuda a que el empleado trabaje de manera proactiva para obtener resultados en conjunto y la capacitación es uno de los medios”. El trabajador se siente motivado con la capacitación en línea, porque puede tomarla sin salir de la oficina o en su tiempo libre, dice Daniliur.

El e-learning ayuda a difundir el conocimiento de manera más eficiente y rápida. Un ejemplo es la Fundación Educampo que busca mejorar la educación de las familias rurales y que está aprovechando las herramientas digitales para difundir la información.

Como cuenta la directora general de Educampo, Citlali Fuentes, el e-learning le ha permitido a la fundación llevar la capacitación a más personas, con un menor uso de recurso. Tanto para el organismo como para los alumnos, el dinero es escaso.

Según datos de la Asociación Mexicana de la Industria de Tecnologías de Información (Amiti) el mercado de e-learning ha crecido 900% en los últimos 15 años, en gran parte gracias a que requiere entre 40 y 60% menos tiempo que la capacitación presencial, porque se puede realizar en el momento y el lugar que convengan al estudiante.

Ahora falta que un mayor porcentaje de la población tenga acceso a los dispositivos y a la conexión a internet necesarios para utilizar el e-learning. “Uno de los retos que enfrenta Educampo a la hora de capacitar a las personas en los entornos rurales es que sólo podemos dar acceso a nuestros diplomados a quienes ya cuentan con ciertas bases y acceso a la tecnología. Lo ideal sería que todos pudieran obtener el conocimiento”, dice Fuentes.