La conversación sobre tecnología educativa

Las carreras universitarias de los mexicanos, poca diversidad, incierto futuro

Las carreras universitarias de los mexicanos, poca diversidad, incierto futuro

Las carreras universitarias de los mexicanos, poca diversidad, incierto futuro

Por Leo Peralta

El ciclo educativo superior en México comenzó hace un par de meses y más de 3.4 millones de estudiantes universitarios ahora están en las aulas. Decenas de miles de ellos hacen su primera incursión en la universidad en un camino que tentativamente terminará en un empleo bien remunerado o en el inicio de una carrera emprendedora.

La tendencia marca que para muchos de estos jóvenes su destino será el de empleos mal pagados y en muchos casos realizando tareas que no tienen que ver con la profesión a la que dedicaron años de estudio y esfuerzo. Una buena parte de este destino tiene que ver con los cambios vertiginosos en el mercado laboral, sobre todo el crecimiento en la demanda de especialistas en áreas de estudio conocidas en inglés como STEM: Ciencias, Tecnologías, Ingenierías y Matemáticas.

Datos de organizaciones como el Departamento del Trabajo de los Estados Unidos indican que la demanda de especialistas en estas áreas crecerá en los Estados Unidos bajo el orden de millones de nuevos puestos. No existen datos con similar detalle en México, pero el impulso a las empresas de alta tecnología necesitará una estrategia educativa diferente a la que hoy tenemos.

Todo esto viene a colación debido al estudio publicado el pasado mayo por el Banco Mundial titulado At a Crossroads: Higher Education in Latin America and the Caribbean que hace un análisis extenso de la educación superior en la región.

STEAM-EdTech Fuente: Equity, Quality, and Variety of Higher Education, World Bank

A primera vista, el cuadro no dice gran cosa pero si separamos sus resultados analizando cuántos egresados vienen de carreras relacionadas con la ciencia, tenemos un escenario un poco menos optimista y en la región, México se ubica en un séptimo lugar con 5.5% del total de los egresados.

STEAM-EdTechFuente: Equity, Quality, and Variety of Higher Education, World Bank

Un escenario más alentador viene cuando revisamos la porción de egresados provenientes de carreras relacionadas con la ingeniería y miramos que tenemos el primer lugar en la región con 21.3% de los egresados.

STEAM-EdTechFuente: Equity, Quality, and Variety of Higher Education, World Bank

Podría pensarse que México no está tan mal como el resto de Latinoamérica, pero el estudio de Francisco Haimovich fue un paso más allá y analizó la diversidad de carreras entre los graduados de educación superior usando una métrica llamada índice de Shannon para analizar diversidad de las carreras de las que se gradúan los estudiantes en la región. El resultado ya no brilla tanto para México.

STEAM-EdTech

Fuente: Equity, Quality, and Variety of Higher Education, World Bank

¿Qué pasa entonces? Si bien es verdad que la cantidad de estudiantes egresados de ingeniería en muy importante, una porción aún mayor se sigue graduando de carreras como contabilidad o administración de empresas, a las que pertenecen hasta 45 de cada 100 graduados.

STEAM-EdTechFuente: Equity, Quality, and Variety of Higher Education, World Bank

Es verdad que se han realizado enormes esfuerzos para incrementar la cantidad y la calidad de los estudiantes en carreras STEM pero sigue siendo insuficiente, en buena medida porque las nuevas carreras requieren programas y métodos educativos diferentes, una apuesta que las instituciones educativas todavía hacen con lentitud.