La conversación sobre tecnología educativa

¡Con las manos en los circuitos! Aprender usando Arduino

¡Con las manos en los circuitos! Aprender usando Arduino

Construir el conocimiento va más allá de dictarlo en clase. Incluso, más allá de la teoría constructivista de la educación, puesta en boga por Jean Piaget en el siglo pasado que postula, entre otras cosas, que el aprendizaje más efectivo no es el que desciende desde el pizarrón, sino el que se construye en la mesa de un taller donde profesores y alumnos colaboran en la construcción del conocimiento,.

La teoría del construccionismo de Seymour Papert e Idit Harel lleva este modelo más allá, señalando que el conocimiento se adquiere a través de la interpretación del funcionamiento de las cosas que surge del razonamiento.

ENOVA es una empresa mexicana de tecnología educativa que genera experiencias de aprendizaje bajo este enfoque para los distintos proyectos educativos que diseña y opera para sus clientes.

Un caso de éxito es el programa de Robótica desarrollado para 19 centros de la Red de Innovación y Aprendizaje (RIA) y 12 Bibliotecas Digitales, ubicados en el Estado de México, durante 2017. De acuerdo con Alejandro Jiménez, líder de proyectos especiales de la empresa, el origen de esta iniciativa está en los cambios evidenciados en los usuarios de estos espacios a partir de otras actividades de inclusión digital, “nos percatamos que buena parte de los usuarios de estos centros han evolucionado y sus intereses superan el mero aprendizaje de herramientas básicas de computación”, señaló.

ENOVA decidió atender estas necesidades con nuevos programas, “desarrollamos cursos que apuntan hacia la dimensión física de la tecnología”, señaló Alejandro Jiménez, quien agregó que la oferta educativa de innovación gira en tres ejes: fabricación digital por medio de máquinas de control numérico (CNC), manufactura aditiva por medio de impresoras 3D, cortadoras láser y routers; electrónica en el diseño y ensamblaje de dispositivos electrónicos y programación para el desarrollo de dispositivos de electrónica digital a través de microcontroladores. A partir de esto se decide incorporar la iniciativa denominada Clase de Tecnologías Creativas (CTC).

Arduino, la elección de hardware hecha por ENOVA con el proyecto CTC, es una plataforma de control electrónico que permite manejar dispositivos, recibir información proveniente de todo tipo de sensores así como su integración con otros componentes electrónicos. Para Alejandro Jiménez, la importancia de Arduino está en ser una plataforma libre, “los usuarios pueden modificar y crear sus circuitos sin restricción alguna y no requieren software propietario para programar esta plataforma”, señaló. Así, desde inicios de 2017, han participado más de 1,400 jóvenes de entre 13 y 17 años de edad.

Para guiar la experiencia de los jóvenes, ENOVA capacitó a un grupo de 12 facilitadores y asesores de la RIA y BD, quienes recibieron unas 30 horas de formación complementada con ejercicios y contenidos en línea sobre el uso de la plataforma Arduino en un modelo de blended learning, “se colocan en línea ejercicios colaborativos que los facilitadores abordan desde diferentes puntos de vista”, dijo Alejandro Jiménez. Estos conocimientos son impartidos a los jóvenes en cuatro módulos a lo largo del año que culminó en un evento llamado Robotic Fest. Durante este evento se presentaron los avances de 65 proyectos realizados con la plataforma Arduino y que van desde alimentadores de mascotas a un robot para hacer videollamadas, de estos 47 proyectos participaron en un concurso.

El proyecto CTC con Arduino es para ENOVA el inicio de un camino de largo aliento, que aprovechará una puerta abierta con la reforma educativa recién implementada en el país, “las escuelas dispondrán de un presupuesto que podrán asignar para programas de su interés”, concluyó Alejandro Jiménez.

Estos programas llegan cuando las necesidades de jóvenes por hacerse con habilidades en áreas como ciencias, ingeniería, ciencias computacionales y matemáticas en formas novedosa se hacen más apremiantes que nunca.