La conversación sobre tecnología educativa

Tecnología que impacta

Tecnología que impacta

En México terminó la primera fase del programa de aceleración Road to Growth que ofreció clases y mentoría a mujeres emprendedoras del país a través de la tecnología.

 

Con una estructura de capacitación blended en donde sólo el principio y el final del programa fueron presenciales, 500 mujeres utilizaron la tecnología de B School, una start up de capacitación mexicana, para acceder a los módulos educativos.

 

“México es un país fértil, lleno de emprendedoras que quieren crear sus propias empresas y tienen la oportunidad y necesidad de hacerlo con tecnología”, dijo Helen McEachern, CEO de la Cherie Blair Foundation for Women.

 

Road to Growth ofreció contenido para mejorar las habilidades y sumar herramientas a emprendedoras de todo el país. Entre estas fueron:

 

  • Liderazgo
  • Acceso a financiamiento
  • Mejora de operación
  • Finanzas
  • Ventas y mercadotecnia

 

Durante seis semanas, las emprendedoras se conectaron a webinars y el sistema de B School para completar los módulos de temas variados, impartidos por mentores como Laura Curiel, Paulo Carreño y Edgar Fernández.

 

Además, parte del programa generaba grupos de mujeres en WhatsApp, con el objetivo de que se conocieran y ayudaran entre ellas durante las lecciones, y en donde, además, generaron alianzas estratégicas entre las participantes.

 

“Hemos visto en otros países que un año después de que las emprendedoras terminan el programa Road to Growth, continúan usando el grupo de WhatsApp todos los días para hacer mejores negocios”, comentó McEachern.

 

Esta no es la primera vez que Road to Growth trabaja con un programa blended. Entre 2015 y 2016 se implementó en Nigeria un programa similar y los negocios de ellas crecieron con un promedio de 8% en ingresos y 31% en ganancias.

 

En los siguientes seis meses se implementará la fase dos del programa, en donde 100 mujeres seleccionadas del grupo recién graduado continuarán su capacitación de la mano con mentores elegidos de forma personalizada y la oportunidad de hacer un pitch frente a posibles inversionistas.